jueves, 12 de agosto de 2010

Enemigo físico y de carácter social

La lucha contra el terrorismo fundamentalista islámico es muy compleja. La estrategia contra el enemigo no es básicamente la maniobra frontal, ya que una maniobra frontal solo tiene sentido cuando, como ocurrió en Afganistán, se ha hecho con una estructura estática de poder. Las potencias occidentales intentan defenderse frente a una guerra en red con una ofensiva frontal de tipo militar cuando el problema esencial es político y cultural.

Lo principal es entender de estrategia que representa frontalidad militar frente a una red capilar. Es, sobre todo, incomprensión de que la gran batalla contra el fanatismo se planteará y se resolverá finalmente en el terreno cultural y político y en las conciencias de los millones de personas de los países de tradición musulmana.

Al Qaeda es un peligroso e inteligente enemigo de la libertad y de la democracia. Las redes del terror fundamentalista representan un proyecto ultra reaccionario, incompatible con los principios de la libertad, contrario a los derechos elementales de las mujeres. Son un activo germen totalitario de carácter teocrático que utiliza todos los medios e instrumentos de la modernidad al servicio de un objetivo absolutamente contrapuesto con el proyecto de autonomía individual y social.

Y en la actualidad tiene enemigos fisicos como EE.UU, Londres, España, etc.

Fuente:
http://www.fundanin.org/vera16.htm  

No hay comentarios:

Publicar un comentario